divendres, 6 de desembre de 2013

Origens de la cuita al sol



A título de curiosidad se conoce la siguiente leyenda sobre el origen y formación de este muy antiguo linaje de Asturias, ya que de ella se hacen eco varios cronistas. Dice así:
Persiguiendo Don Pelayo a los moros que huían, mandó a uno de sus capitanes que avanzara con su gente para darles alcance, diciéndole: "Id, que sol is", significando con estas palabras que todavía era temprano para destruirlos antes de que se pusiera el sol. Y así lo hicieron, siendo denominado Solís el lugar en que se alcanzo la victoria y que el Rey Don Pelayo dio en señorío al capitán vencedor, de lo que vino que se le nombrara Solís y que sus descendientes convirtieran el nombre en apellido.



Armas y títulos

En campo de oro, un sol de gules. Bordura cosida de oro con ocho jaqueles verados de azur y plata. Estas son las armas consideradas por ilustres autores como las puras y propias del linaje. Otros también de notoria autoridad, sustituyen los jaqueles verados de la bordura con ocho cabezas de lobo, de gules. Tirso de Avilés dice que el campo es de gules y el sol de oro, y suprime la bordura. Le siguen varios tratadistas. Y no faltan los que afirman que el campo es de azur y el sol de oro, y que la bordura lleva este lema en letras de sable: "Con sol fueron y volvieron y la batalla vencieron".
Las armas descritas son las que traían las ramas de Solís, cuyas genealogías se ha hecho referencia. Esto no se opone a que otras de las muchas derivadas de la troncal, omitidas por su excesiva amplitud, las modificasen en la forma detallada.
A lo largo de la historia, los miembros de esta familia han ostentado diversos títulos entre los que cabe destacar los de Señores de Rianzuela, Condes de Coria y Duques de Badajoz.